Las Cuatro Nobles Verdades del Budismo - Introducción

El Buda histórico (Siddharta Gautama) expuso su doctrina de las Cuatro Nobles Verdades en un sermón en Deer Park, en Sarnath, cerca de la ciudad india de Varanasi (Uttar Pradesh), en el año 528 antes de la Era Cristina. Este primer sermón, que fue recibido por cinco personas, está contenido en un Sutra denominado Dhamacakkappavattana y representa la primera y más importante revelación realizada por el Buda tras su Iluminación acaecida en Bodh Gaya.

En resumen, las Cuatro Nobles Verdades muestran: la existencia del sufrimiento, sus causas, el cese del sufrimiento y el camino que conduce a su cese. Constituyen un cuerpo de enseñanzas único, que no puede entenderse si no se estudia en su totalidad y que es de características eminentemente prácticas. Pese a su simple formulación, son verdades de largo alcance, amplias y profundas, que requieren de mucha reflexión, observación y práctica.

Las Cuatro Nobles Verdades siguen una secuencia lógica, de modo que cada una sugiere la siguiente y arroja luz sobre ella. Así, la práctica de cada una crea las condiciones para entender y desarrollar todo el sistema.

En muchos textos antiguos se asemeja al Buda con un médico para los males del espíritu. A través de las Cuatro Nobles Verdades, él actúa como un galeno que primero observa la enfermedad, luego la diagnostica, a continuación pronostica la posibilidad de una recuperación y por último prescribe el tratamiento correspondiente.

Pero más allá de eso, en cada una de las Nobles Verdades hay también una descripción (pariyatti), una prescripción (patipatti) y un resultado de la práctica (pativedha). Es decir, que hay tres aspectos para cada una de las cuatro verdades, lo que nos da un total de doce comprensiones. En la escuela budista antigua o Theravada, un Arahant es alguien que comprende las Cuatro Nobles Verdades y practica los doce aspectos de ellas derivadas.

Breve explicación de las Cuatro Nobles Verdades:

Puedes leer también el texto completo en Issuu. Te recomiendo que lo pongas a pantalla completa (Fullscreen), haciendo clic en el rectángulo que aparece en la esquina inferior derecha junto al logo de Issuu.

© Octavio Déniz