El genograma

El genograma es una herramienta esencial para el desarrollo de la terapia transgeneracional. Un genograma es una representación gráfica que utiliza códigos especiales para describir, a través de varias generaciones, las relaciones entre las personas de una familia, los acontecimientos importantes que se dan a lo largo del tiempo y la dinámica interna del clan.

Esta herramienta se utiliza tanto para identificar enfermedades físicas que se repiten a lo largo de las generaciones, como para reconocer patrones de comportamiento familiares, problemas mentales, exclusiones, secretos y otros hechos limitantes que puedan estar afectando a las generaciones presentes.

Crear un genograma básico implica:

Algunos acontecimientos de especial interés a la hora de elaborar un genograma y que pueden ser importantes para establecer los elementos conflictivos dentro del clan, son los siguientes:

Estos aspectos se pueden anotar tanto en el mismo gráfico como en un documento aparte.

Anne Ancelin Schützenberger (n. 1919) es una de las personas que más han colaborado en el conocimiento público de la psicoterapia transgeneracional y en la difusión del genograma. Entre las aportaciones de esta autora cabe destacar el descubrimiento del síndrome del aniversario, así como su trabajo sobre la conexión entre la psicogenealogía, el psicoanálisis, la psicología social, la comunicación no verbal y la antropología cultural.

A través del genosociograma, Schützenberger descubre que determinados acontecimientos dolorosos se repiten a través de las generaciones de una familia en determinadas fechas o cuando los individuos cumplen una determinada edad. Este fenómeno, que bautizó como "síndrome del aniversario", da cuenta de las repeticiones familiares que están en el origen de un destino fatal.

El método terapéutico de Schützenberger consiste en hacer visibles estas repeticiones, confiando en que la conciencia del individuo será capaz de romper la maldición familiar. Más que curar de un modo directo, lo que se pretende aquí es ayudar a ver, a reconocer la historia del clan y su influencia en la persona.

El genograma es por tanto una herramienta al servicio de la consciencia, que permite visualizar el esquema familiar que la persona ha interiorizado, consciente o inconscientemente. A través del genograma y en conjunción con otras terapias como Constelaciones Familiares, se pueden deshacer algunos de los nudos sistémicos que afectan a nuestra vida presente.

© Octavio Déniz