Los Nodos como factor de atracción en sinastría (3)

Aspectos de Júpiter a los nodos

En una relación basada en el contacto entre Júpiter y los nodos, la generosidad compartida se vuelve un aspecto muy relevante. Es importante para ambos compartir ideas e inclinaciones religiosas o filosóficas, ya que esto puede ser un indicador, junto con otras conexiones a los nodos, de que la relación puede ser de largo recorrido.

La persona Júpiter puede aportar a quien lleva el nodo, cierta prosperidad material, oportunidades de trabajo o buena fortuna en general. Una de los individuos puede ser un maestro para el otro, y cuando este aspecto es de conjunción, la relación se puede fundamentar en este vínculo alumno-maestro. Los viajes en común servirán de acicate al desarrollo de la unión.

Aspectos de Saturno a los nodos

Saturno trae cierta estructura y disciplina a las uniones, y cuando conecta con los nodos de otra persona, le impulsa a sacar la parte más seria y madura de su ser. Esta no es una relación fácil, sobre todo si Saturno está en conjunción a los nodos y el vínculo es de carácter sentimental. Otra cuestión se da cuando los aspectos son más suaves o cuando la relación es amistosa o profesional. En estas circunstancias, Saturno aporta lo mejor de su energía para el bien de ambos.

La persona Saturno puede ser más madura por edad, por experiencia vital o por conocimientos que aquel que lleva el nodo. Así, Saturno se convierte en una figura de tipo parental, o bien en un maestro para el otro. La profundidad de la responsabilidad compartida, así como la fidelidad al otro, pueden ser un eje central en este vínculo. Hay un sentimiento de que el bienestar de la pareja, tanto material como emocionalmente, depende de la persona Saturno, y ésta se sentirá obligada a satisfacer su deber.

Aspectos del Ascendente a los nodos

Cuando el eje nodal se halla conectado con el eje del horizonte, se genera un poderoso vínculo entre las dos personas. La sensación que se da en estos casos es que ambos están destinados a estar juntos por un mandato de carácter superior. La atracción física entre los dos es muy poderosa, ya que ambos tienden a ver al otro bajo su mejor luz.

Aquellos que creen en las "almas gemelas" indican que la conjunción con el ascendente o el descendente es uno de los más poderosos indicadores de tal tipo de vínculo. En cualquier caso, es evidente que ambas personas han debido compartir muchas vidas en el pasado y tendrán una gran necesidad de hacer lo mismo en la encarnación actual. En ciertas ocasiones, este vínculo pareced haberse forjado en circunstancias poco usuales, o las personas se han conocido por una aparente casualidad, que no es tal.

Si otros aspectos a los nodos indican una relación de tipo romántico, la química entre ambos será más que evidente. Esta conexión ayuda a que ambas personas se presenten en público con su mejor aspecto posible, irradiando amor compartido e indicando con su sola presencia que son un equipo y que tienen unos objetivos comunes.

Si la conexión más cercana del nodo norte es con el ascendente, es probable que la persona que aporta al ascendente, ayude a su pareja a conocerse mejor, a que incremente su confianza y autoestima. En cambio, si la conexión más cercana al nodo norte es con el descendente, el vínculo ayudará a que la persona que porta el nodo se vuelque más hacia el exterior, creando relaciones productivas con los seres del entorno.

En todo caso, el vínculo estrecho con el ascendente o descendente muestra que estamos ante un vínculo muy significativo, que no se rompe ni con la distancia, y que impulsa a ambas personas a un crecimiento interior bastante destacable.

Aspectos del Medio Cielo a los nodos

Los aspectos del eje nodal al eje del meridiano, cuyos extremos son el Medio Cielo y el Bajo Cielo, revelan una profunda conexión con el mundo laboral y familiar de ambas personas. Es muy posible que los dos hayan compartido vivienda o trabajo en vidas anteriores, por lo que el vínculo puede muy bien estar basado en estas cuestiones en el presente.

Si la conexión más estrecha del nodo norte se da con el Bajo Cielo, sobre todo si se trata de una conjunción, lo más probable es que la persona que aporta el nodo haya ayudado a su pareja a alcanzar el éxito profesional en el pasado. Trabajar juntos y compartir proyectos será fácil para ambos. Ahora bien, el reto para la vida presente indica cómo construir un hogar compartido, o si se trata de una relación profesional, cómo se construye un proyecto conjunto y solidario.

En cambio, cuando la conexión se da con el Medio Cielo, es probable que ambas personas hayan desarrollado una vida hogareña en el pasado. Este es un vínculo que tiene un origen familiar en vidas anteriores y por ese motivo, es fácil para los dos compartir un espacio común. Pero los retos del presente obligan a ambos a salir del terreno conocido y crear algo en el mundo exterior, como un negocio o un proyecto conjunto. En resumen, los contactos entre los nodos y el medio cielo-bajo cielo, indica un vínculo que es más familiar o profesional que estrictamente amoroso, a menos que otros aspectos indiquen lo contrario.

© Octavio Déniz